A+ A-

Quantum 2

¿La diferencia entre el trabajo y la Guerra? En el trabajo las bombas vienen perfumadas.

Para mis amigos estudiantes de término, interesados en trabajar o simplemente cualquiera que sienta la necesidad de ser empleado en algún punto de su vida.

El trabajo es sin duda alguna el lugar en donde se conjuga todo lo aprendido a lo largo de nuestra vida: Cómo comportarse en público, comprender a los demás, ser responsable, puntual, productivo, paciente. Todo esto lo aprendemos entre nuestro hogar (niñez), colegio (adolescencia) y universidad (juventud), y cuando somos evaluados en el trabajo, son las cosas “básicas” que estudian en nosotros. Lo que no firmamos en la hoja de contrato, el requisito que no vemos en ese papel, es las garras con las que se debe contar para entrar al mundo laboral.

Para los no adictos a la competencia, los que no tienen paciencia, los que no saben a dónde va lo que se está haciendo o diciendo, los que no ven antes de ver… el mundo laboral puede resultar o perfecto, porque viven en una especie de carpe diem surreal sin pensar en mañana, o extremadamente problemático porque de la realidad nadie se escapa.

Que la bienvenida con bizcocho, abrazos, sonrisas y palabras de motivación no engañen a nadie, trabajar es mucho más divertido que eso.

Desde el punto de vista teórico, mientras más estudias mejor profesional eres y por ende, más posibilidades de avanzar en un empleo tienes. Desde el punto de vista práctico, si estudiaste tanto que no te dio tiempo de hacer relaciones, leer sobre otros temas más allá de tu carrera y conocer algo más que tu ciudad, entonces prepárate para una nueva materia: Inteligencia emocional 101.

“La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo -si lo deseas – en tu tiempo libre.” ( Regla #9 – “Bill Gates” )

Cipolla escribió: “Siempre e inevitablemente cada uno de nosotros subestima el número de individuos estúpidos que circulan por el mundo.” Esto aplica para el trabajo. Lo único que varía entre el concepto de estúpido que usamos en el colegio y el estúpido que enfrentamos en un trabajo es que el del trabajo es mucho más nocivo que el del colegio… es un estúpido con experiencia.

Más adelante escribiré sobre la relación Sueldo-felicidad en un empleado. Por el momento, disfruta tu día hasta que algún estúpido logre interponerse en tu camino.

Read Next: Quantum 4