A+ A-

San Valentín [Vol. 2]

Las relaciones mutantes

La especialidad de los mutantes es la de hacer fluctuar el índice de estrés en cualquier lugar que se encuentren. Son tan impredecibles como Britney Spears y tan creativos como Paris Hilton.

Estas relaciones se distinguen por contener una alta dosis de discusiones; son las drama Queens y los drama Kings de cualquier grupo. El cerebro del dominante en la relación [algunas veces el de ambos] cuenta con una especie de Dual Boot at Once, es decir, algo capaz de arrancar dos sistemas operativos simultáneamente. La intención es estar en el equipo de los ideales y en el de los indeterminados a la vez, sin ser ni lo uno ni lo otro.
Con cada discusión se incrementan las posibilidades de que uno de los dos busque relaciones paralelas; cualquier cosa menos terminar. Los dueños de tiendas, restaurantes, bares, moteles y demás centros de ocio justificado se sienten muy felices de que eso suceda para estas fechas porque tendrán dos clientes en el espacio de uno: En su relación paralela tirará la casa por la ventana, en su relación mutante le toca regalar por compromiso.
La noche del amor y la amistad dependerá de la etapa por la que estén cruzando:
-Si están en el mood de relación ideal wannabe, harán todo lo posible por comportarse como relación ideal.
-Si están en el mood de relación indeterminada, harán todo lo posible por comportarse como relación ideal y alguna otra cosa impredecible.
-Si ya uno de los dos tiene relación paralela [o ambos], harán todo lo posible por comportarse como relación ideal, junto con alguna otra cosa impredecible y creativa.
El lema es obvio: “Ni contigo ni sin ti… ni contigo porque me matas, ni sin ti porque me muero”.

Mañana termina esta serie con los dos tipos de solter@s.

Read Next: San Valentín [Vol. 3]