A+ A-

La caja negra

[…]

-El: Sonará cliché… pero sabes que el problema no eres tú, soy yo.
-Ella: Sí, suena cliché… y no es cierto.
-El: ¿Cómo así que no es cierto?
-Ella: Cuando tú ibas con la harina, ya yo tenía una panadería. Eres bueno… lo admito… pero a diferencia de tus amorcitos anteriores yo voy un paso adelante.
-El: ¿En serio? Entonces… ¿Por qué no te adelantaste?
-Ella: No es lo mismo un asesinato que un suicidio… si la víctima se quita sola del medio te ahorras el trabajo sucio.

[…]

Read Next: Un avión y el simbolismo del “martini”