A+ A-

Pasión de Arrabal


-Guillermo: Quiero aprender a bailar tango.
-Profesor: ¿Y por qué hoy y no hace un año o dentro de 2 meses?
-Guillermo: En realidad quiero aprender a bailar tango para acercarme a una mujer.
-Profesor: ¡Ahora me gusta más!
-Guillermo: Fui a una milonga. Ella se quedó esperando a que yo la sacara a bailar, pero como no sé bailar tango no la saqué… me quedé ahí parado.
-Profesor: Decíme ¿Vos sos de los que empujan o de los que fluyen? ¿Vos empujás para que las cosas pasen o fluís con las cosas que pasan?
-Guillermo: En realidad sé que tengo que bailar tango. A ella no la conozco, no sé quien es… pero sé que si no aprendo no va a andar.
[…]
-Profesor: ¿Cuántas mujeres tuviste en serio en tu vida?
-Guillermo: Tres.
-Profesor: ¿Y cómo eran?
-Guillermo: Diferentes entre sí.
-Profesor: ¿Seguro?
-Guillermo: Sí.

-Profesor: Yo creo que en el fondo siempre es la misma, porque es uno el que repite y repite. Es muy difícil salir de la repetición. Cambia el envase, pero el esquema que atrapa siempre es el mismo. Si uno detecta la repetición se corre, la deja pasar y zafa. Ahí empieza a existir la posibilidad de que aparezca lo que es para uno de verdad. Con las minas o con lo que sea… la repetición es lo contrario a la evolución. Para evolucionar hay que aprender. ¿Alguna vez tuviste que aprender algo para acercarte a una mujer?

-Guillermo: No.

Alt. Tags: Pasión de Arrabal, TangoNYC

Read Next: Reading skills