A+ A-

Carta del Capo a Marcela Liévano

Lo primero que tengo que decirte es que no es cierto que la maldad humana no tenga límite, yo los conozco. Confieso que he pisoteado a medio mundo, pero todos lo han merecido y lo he hecho a mi modo. Con odio pero con respeto. Con decisión pero sin sangre….

Continuar leyendo...